Hace ya muchos años, dándonos cuenta o no, la realidad no real está entrando en nuestras vidas, y en todo aquello que nos rodea. Y cada vez más, se impondrá en nuestro entorno, sea a nivel personal como a nivel de empresas. Y evidentemente hay muchas realidades no reales. Desde la realidad real que es 100 real, hasta la realidad virtual al 100% virtual, y entre estas dos, hay otras realidades de más a menos real.
Tanto la realidad extensa, como la realidad aumentada (podemos ver el mundo real a través de dispositivos con información añadida) y la realidad mixta (donde se entremezcla el mundo real de forma contextualizada, y convierte una interacción entre los objetos y los usuarios), terminando por la realidad virtual.
Hay experiencias virtuales como la red social virtual ArtSpace, creada por Katie Kelly y adquirida por Microsoft, el espectacular Museo de arte digital de Tokio, la sala de Jocs Zero Latency de Terrassa, y otros como Bigscreem Cinema, Porche Halls of Legent, Horizon Beyon, el museo MOR (Museum of the other reality) y la experiencia de las Cuevas prehistóricas de Charvet, y proyecciones como Nefertari; Viaje a la eternidad. Ç
Uno de los diseñadores más importantes de la realidad aumentada, es Keiichi Matsuda, innovador de dicha tecnología que ha desarrollado distintos proyectos viéndose en tu website www.km.cx/projects y veremos lo espectacular que es su trabajo, en distintos tipos de realidades.