IBM defiende que el sistema podría ayudar a los humanos a tomar decisiones importantes.Un sistema de inteligencia artificial (IA, por sus siglas en inglés) llamado Debater construido por la multinacional estadounidense IBM se ha enfrentado a dos personas en una competición de debate y sólo ha fallado ligeramente a la hora de presentar argumentos convincentes para la audiencia.

Los debates, sin embargo, no tuvieron un resultado claro y carecieron de la emoción de los anteriores enfrentamientos entre el hombre y la máquina: el del sistema Watson contra los mejores participantes en el programa de televisión de preguntas y respuestas Jeopardy en 2011 (venció Watson) y el de Deep Blue contra el campeón mundial de ajedrez Gary Kasparov (Deep Blue ganó en 1997 después de haber perdido un año antes).

Aun así, los enfrentamientos demostraron que un conjunto de tecnologías en la frontera de la inteligencia artificial pueden combinarse para desafiar a los humanos en un ámbito en el que se pensaba que estos últimos todavía tenían una gran ventaja sobre las máquinas.

También fue una señal de que los ordenadores se aventuran profundamente en el territorio humano subjetivo, donde no hay respuestas directas ni ganadores claros. A diferencia de Watson, que IBM tardó años en desarrollar para uso comercial, Debater podría tener una influencia económica positiva mucho más inmediata para la compañía.

“Estamos interesados en las empresas y en los gobiernos; nuestro objetivo es ayudar a los seres humanos a tomar decisiones. Al presentar argumentos a partir de grandes cantidades de información, el sistema podría ayudar a las personas a tomar decisiones importantes, como por ejemplo, ¿deberíamos hacer perforaciones para encontrar petróleo en el oeste de África? ¿Deberíamos incluir antibióticos en determinados alimentos? No hay respuestas correctas o incorrectas, pero queremos que haya un debate informado”, señala Arvind Krishna, director de investigación de IBM.