La obsesión de Elon Musk por el transporte autónomo es increíble. I+D de la compañía está diseñando coches, camiones, aviones autónomos y ahora presenta el buque eléctrico para navegar sin ningún tripulante y sin ningún marinero.
Este proyecto está liderado por la empresa Tesla y junto a dos empresas noruegas bajo el objetivo de revolucionar el mundo marítimo. Este barco tendrá como intención la de transportar fertilizantes entre otros productos. En su primer viaje comercial a finales del 2018 transportó mercaderías entre la planta de producción de dichos fertilizantes al puerto de Lavrik, con una distancia de 22 km.