Era uno de los vehículos más esperados del año. Con la presentación del Model 3, Tesla daba el gran paso para introducir su marca en el gran público. El CEO de la compañía, Elon Musk, mostró esta madrugada el vehículo en la sede de Fremont, California, donde el vehículo se fabrica ya a un ritmo de 5.000 unidades por semana. El modelo tendrá un precio final de 35.000 dólares en Estados Unidos. Será la primera vez que un Tesla salga de la factoría por debajo de los 40.000 dólares, ya que la mayoría de sus modelos lo hacen por encima de los 80.000.

Los primeros en disfrutar del nuevo modelo ‘low cost’ serán unos treinta empleados de Tesla, a los que les seguirá una lista de espera de 400.000 clientes potenciales, la mayoría en Estados Unidos.