Expertos en inteligencia artificial reunidos durante dos días en Barcelona han elaborado un manifiesto que reclama poner a las personas por encima de las máquinas, dedicarlas a mejorar la sociedad y atender a la diversidad cultural y lingüística de los humanos. La Declaración de Barcelona para el desarrollo adecuado y utilización de la inteligencia artificial en Europa advierte de que hay un “peligro inminente de su uso inapropiado, prematuro o malicioso” y alerta contra el riesgo de despidos de empleados para sustituirlos por sistemas informáticos.

Los científicos, entre los que figuran destacados profesores de las universidades catalanas como Ramon López de Mántaras (CSIC), Hector Heffner (UPF), Luc Steels (ICREA) o Carme Torras (UPC), piden, entre otras cosas, que “todas las regiones europeas y los ciudadanos puedan beneficiarse”, en la línea del gran manifiesto de la comunidad internacional de hace dos años.