En los últimos meses, los humanos hemos podido comprobar nuestras limitaciones físicas para enfrentarnos a situaciones dramáticas provocadas por catástrofes naturales. Ha sido el caso del huracán María, en Puerto Rico, y del terremoto que golpeó México, los cuales han dejado partes de ciudades inundadas y derrumbadas.

Con el objetivo de ayudar a minimizar las víctimas de estas tragedias, Honda ha desarrollado un robot diseñado para brindar socorro y rescatar personas. Lo bautizaron con el nombre de E2-DR y se trata de un autómata flexible, resistente e impermeable, pensado para que pueda superar todo tipo de obstáculos como el agua, buscar entre los escombros, etc.

Según IEEESpectrum, Honda valoró la necesidad de crear un autómata ‘más robusto y más práctico’ después del desastre nuclear de Fukushima. Así pues, en 2015, la compañía anunció el proyecto de E2-DR, titulado como ‘Desarrollo de robots experimentales con piernas para la inspección y respuesta de desastres’, durante la Conferencia Internacional sobre Robots y Sistemas Inteligentes (IROS), que se celebró en Alemania.