Toda la tecnología y la evolución de la sociedad, se basa entre muchas cosas en buscar la vida saludable y el planeta sostenible, y la empresa Impossible Food con una inversión de 114 millones de dólares y Bill Gates entre sus inversores, ha creado un concepto vegano para lanzarlo a los mercados internacionales. Para sustituir la carne real a la carne vegetariana. Cada año se sacrifican mas de 70.000 millones de animales para dar de comer a la humanidad. Dicho de otra forma, casa hora se sacrifican 6 millones de animales.
La hamburguesa vegetariana “imposible” que se puede comer en cadenas especializadas como Mel’s drive-in, es una hamburguesa de carne que no es de carne, y además sangra como las hamburguesas de carne, es una respuesta sana al mundo industrial de la cultura Big Mac.
Esta hamburguesa, después de una investigación increíble mediante la ingeniería genética para dar el efecto de sangre sin tenerla, está elaborada con gluten de maíz, proteína de patata, grasa de coco y una hemoglobina de una molécula que se encuentra en la planta de la soja.
El 50% de la producción mundial de cereales junto con el 90% de la soja, se utilizan para alimentar a los animales de granja, y a la vez, para obtener 1 kg de ternera hacen falta unos 15000 litros de agua. Solo con esto, nos hace reflexionar sobre el interés de invertir es la hamburguesa imposible.