Desde nuestro clásico mundo de la realidad real, cada vez nos encontramos más tanto la realidad virtual con situaciones, objetos o escenas de aspecto virtual, como la realidad aumentada observando todo a través de los dispositivos tecnológicos. Y estos dos campos, se irán desarrollando sin parar.
Pero uno de los campos más importantes que aún no se puede ver destacado es el de la Voz. En el futuro, cambiará su efectividad en los buscadores en una pantalla, tendiendo estas a desaparecer (en el futuro, trabajar con pantallas estará pasado de moda y dejará de ser necesario). Nacerá un nuevo mundo donde aparecerán los asistentes virtuales que satisfacerán nuestros deseos y peticiones. Este nuevo mundo ya está desarrollándose a través de empresas como Apple con el Siri, Amazon con el Alexa o Echo, el Google Assitant o Facebook M y Microsoft con Cortana.
La voz y los asistentes virtuales van a cambiar el sistema y la forma de trabajar en las empresas, y sistemas de buscadores como el SEM y el SEO tendrán mucha menos importancia. Las marcas tendrán más dificultades en comunicarse en los buscadores genéricos (a no ser que se busquen de forma directa). Por tanto, nacerán otro tipo de algoritmos constantemente mutables y diferentes orientándose más directamente a las plataformas en vez de a los consumidores, buscando vínculos mucho más personalizados fuertes y directos a cada uno de ellos.