La gran velocidad que está tomando la innovación va a cambiar el mundo totalmente, ya no solo cambiarán modelos sino van a cambiar sistemas completos en nuestro entorno. Coches que se conducirán solos, smartphones que nos lo harán todo, monedas virtuales, drones que van a transportar a personas, solos. Inteligencia Artificial que decidirá por nosotros. Y con todo ello, llegará la revolución digital (la cuarta revolución económica mundial), con la inteligencia artificial que va a transformar el mundo.

Este cambio y evolución tan rápido provocará una colisión económica muy fuerte en la economía en todo el mundo, como consecuencia a 3 puntos importantes:

El primero por los beneficios de la productividad en las empresas, gracias a la automatización de los procesos (robots, vehículos autónomos, etc). El segundo por el incremento de productividad gracias a las tecnologías de la inteligencia artificial (inteligencia artificial aumentada y asistida) y el tercero por el aumento del consumo gracias a la existencia de productos y servicios más personalizados y de más consumo.   Y por último, por la gran cantidad de datos que las empresas tienen y manejan, a través de sus big data, y de sus tecnologías de aprendizaje learning.