La empresa californiana RealBotix ha creado la primera muñeca artificial Harmony, el primer robot sexual con inteligencia artificial. Este mercado que ya factura cerca de los 16.000 millones de dólares, está creciendo tanto en facturación, en ventas y en empresas productoras. El futuro está cerca, ya que se calcula que en el 2040 se podrá tener relaciones sexuales con robots que tendrán sensaciones totalmente físicas aportando acceso a nuestro sistema nervioso.
RealBotix tiene una producción anual de 400 muñecas anuales vendiéndolas por unos 5.500 €, Muñecas que se programan dándole ordenes desde el ordenador o el móvil, pudiendo tener una larga conversación y eligiendo diferentes tipos de personalidad, carácter, formas de actuación, y muchas cosas más. Por cierto, también hay la versión hombre, vendiendo el 20% de unidades.