La impresión 3D médica, es un área muy emergente donde la tecnología entra muy fuerte. Hay muchas empresas que invierten en ella con intereses e inversiones muy importantes. La impresión 3D permite fabricar cualquier pieza con mucha rapidez, con costes muy bajos y totalmente personalizadas: huesos, instrumentos, órganos, huesos, y zonas enteras representadas en 3D para poder formarse en cualquier cirugía o enseñar la intervención con total precisión antes de operar.
En el Hospital de Sant Joan de Deu ya imprime tumores 3D. Primero hacen la resonancia y las fotos para reproducir la zona a operar. Luego se envía la información a los radiólogos y ingenieros para reconstruir virtualmente y se imprime. De esta forma se puede practicar exactamente con la réplica del mismo paciente.
Pronto un órgano 3D llegará a sustituir un órgano humano, al igual que un corazón artificial impreso ya ha sustituido en Suiza un corazón real.
Otro adelanto tecnológico muy importante es la bioimpresión para desarrollar piel y tejidos impresos, así como imprimir piel directamente al cuerpo (tinta fabricada con células epiteliales)