La ciudad estado de Singapur quiere ser el paraíso de los coches voladores y se ofrece a todas las empresas que quieran invertir y hacer pruebas con sus proyectos, como ciudad para probar los taxis aéreos.
Su objetivo es la de impulsar una ciudad cada vez más inteligente, con buena movilidad, más limpia, y poder coordinar a futuro estos nuevos drones de. Han creado un código de circulación que regula el espacio aéreo, como si fueran vías aéreas para aportar seguridad, igual como una autopista en el cielo como nuevas vías de exploración.
El coche volador de Uber llegará a Dallas y Dubai en el 2022, mientras que el coche volador de Boeing ya se ha estrenado con gran éxito en su primer vuelo de pruebas. El proyecto Uber Elevate ya es un proyecto consolidado calculando su inicio a partir del año 2023 y su taxi será un VTOL (Vertical Take Off and Landing) diseñado para volar con energía eléctrica entre 300 y 600 metros de altura y una autonomía de 100 km, volando a 250 km/h. Los precios podrían costar entre unos 2,5 € por kilómetro bajando hasta 0,30 € por kilómetro y pasajero.