Algunas veces hemos comentado y destacado el nacimiento de buenos proyectos con creatividad a partir de malas experiencias o situaciones impensable. Un caso puede ser en 2016 cuando en Australia hubo una tormenta damnificando y estropeando muchas estructuras, edificios y provocando un corte de luz perjudicando a más de un millón y medio de personas. Delante de esta situación, el gobierno Australiano propuso dentro de un concurso como objetivo de construir un sistema de almacenamiento acumulador de energía para que no volviera a pasar algo parecido.
A partir de ese momento, la empresa especializada en baterías, de Elon Musk presentó el sistema Tesla, donde elaboró una mayor pila gigante del mundo con una capacidad mínima de 100MW con 24 módulos parecidos a contenedores, alineados y trabajando paralelamente a una granja eólica.